martes, 18 de agosto de 2015

EL FANTASMA DEL COLE - cuentos de terror para niños

Había una vez un colegio muy muy viejo, pero que todavía seguía funcionando y dando clases a los niños y niñas de un pueblo.
El colegio tenía por lo menos 500 años, y por el habían pasado personajes importantes como Albert Einstein, oEdison, que fue el inventor de la bombilla.
En los últimos años, en el colegio habían ocurrido sospechosos acontecimientos, y los niños no paraban de repetir que habíaun fantasma que trataba de matarlos a todos…
niños del cole conmigo en el gimnasio esta tarde. Pero no quiero que venga ningún profesor…
Los profesores se asustaron mucho, pero los niños en vez de asustarse, tenían ganas de conocer al fantasma y saber lo que les iba a contar…
Así que, entre todos los niños trazaron un plan para encontrarse con el fantasma del cole sin que los profesores se dieran cuenta. Los niños se dirigieron disimuladamente al gimnasio y le dejaron una nota escondida al fantasma, para que se reuniera con ellos, al día siguiente, en una clase de primero de primaria.
Todos los niños del cole durmieron nerviosos esa noche, no pudieron pegar ojo pensando en cómo sería el fantasma y qué les tenía que decir.
Al día siguiente, cuando todos los niños estaban esperando al fantasma en la clase, vieron como la puerta se abría sola lentamente, y luego se cerraba de un portazo…
Todos los niños estaban asustados, pero a la vez intrigados por ver al fantasma del cole. Y de repente fue apareciendo de la nada con su capa blanca y sus cadenas colgadas de los tobillos.
Cuando todos los niños estaban con la boca abierta, empezó a hablar y dijo: “Niños y niñas del cole!! He venido a haceros una visita, para que conozcáis mi historia. Yo soy Edison, el inventor de la bombilla. ¿Vosotros queréis inventar algo cuando seáis mayores?
Todos los niños de la clase gritaron a la vez: “Síiiii!!!!“. Y el fantasma de Edison siguió hablando: “Pues entonces debéis saber que para llegar a ser alguien importante en la vida, debéis olvidaros de los fantasmas como yo, y estudiar mucho mucho más!!!“.
Después de decir esto, el fantasma se esfumó como si del humo de una parrillada se tratara. Todos los niños se volvieron a quedar con la boca abierta, y a partir de entonces se tomaron más en serio sus estudios.
Los niños de aquel colegio siempre tuvieron el deseo de que el fantasma del cole se les volviera a aparecer, y mantenían la esperanza de que algún día ocurriera y les pudiera dar otro consejo de los suyos.
FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada