domingo, 16 de agosto de 2015

EL CAMPING MALDITO - cuentos de terror para niños

La familia Pérez se fue de vacaciones, como todos los años, a su camping favorito, uno que se encuentra muy cerca de la playa.
Este año vieron algo muy raro nada más entrar en el camping, todas las casetas y bungalows estaban cochambrosas y medio derruidas, había telarañas por todos lados y el agua de la piscina estaba verde…
La madre, el padre y los dos hijos salieron del coche porque no se creían lo que estaban viendo…

Mientras estaban todos con la boca abierta, algo inesperado ocurrió: la puerta por la que habían entrado con su coche se cerró violentamente, y comprobaron que ya no podían salir…
Todos se metieron dentro del coche y cerraron los seguros para que no les pasara nada. Después de un rato en silencio, la familia observaba cómo iban desfilando por delante del coche unos cuantos fantasmas que les miraban fijamente…
De repente, el fantasma que iba delante en el grupo, empezó a hablarles:”Extranjeros!! ¿Qué hacéis en nuestro camping?!! Vosotros habéis traído la ruina a este sitio de vacaciones!! Hace muchos años este era un sitio de paz y armonía!! Y ahora es un camping maldito!!
Toda la familia se quedó estupefacta y no sabían a que se refería el fantasma con aquello de “Vosotros habéis traído la ruina...”
El fantasma siguió hablando: “No pongáis cara de tontos!! Hace unos 50 años cuando esto era campo, vosotros los humanos construisteis aquí un camping, pero no os disteis cuenta de que debajo de estas tierras había un antiguo cementerio, y ahora nosotros los muertos no podemos descansar, así que hemos decidido salir fuera de la tierra y quedarnos en el camping a disfrutar!!
El fantasma se paró a pensar un rato y dijo: “Vosotros parecéis buena gente, ¿os apetece pasar unos días con nosotros en nuestro nuevo camping?
Al oír esto, la madre, que estaba sentada en el asiento del conductor, arrancó el coche y salió del camping destrozando la valla de salida. Y no paró de conducir hasta que llegaron a su casa y por fin pudieron descansar tranquilos. Fue el día más terrorífico de sus vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada